Argentina rechaza los nuevos ejercicios militares de Reino Unido en las Islas Malvinas

Buenos Aires, (EFE).- La Cancillería de Argentina mostró este jueves su rechazo “contundente” a los ejercicios militares que Reino Unido llevó a cabo este julio en las Islas Malvinas, un territorio que se encuentra en disputa por ambos países desde 1833.

En un comunicado, el secretario argentino de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Daniel Filmus, dijo que los ejercicios británicos “violan todas las recomendaciones aprobadas por las Naciones Unidas y por los acuerdos de los países con costas en el Atlántico Sur”.

El Gobierno argentino que preside Alberto Fernández llamó a Reino Unido en ese mismo comunicado a “no realizar acciones militares en la región y a retomar las negociaciones diplomáticas por la soberanía de las islas”.

Según Argentina, en el ejercicio al que se refieren, Reino Unido utilizó el buque patrullero HMS Forth, la Compañía de infantería británica A y una aeronave A400M, que forman parte del despliegue militar británico en el archipiélago, que según el país austral ocupan de manera ilegal.

“Constituyen una injustificada demostración de fuerza y un deliberado apartamiento de los llamamientos de las numerosas resoluciones de las Naciones Unidas y de otros organismos internacionales”, apuntaron desde Argentina.

En una conversación con medios extranjeros entre los que se encontraba Efe, el Canciller argentino, Felipe Solá, denunció este jueves que Asimismo las “maniobras navales y bélicas” que asegura ese país sigue haciendo “en aguas argentinas” en el Atlántico Sur, aunque puntualizó que la relación británica con el país europeo sigue adelante.

Argentina mantiene un reclamo histórico y de gran calado social por la soberanía de las Islas Malvinas, llamadas de manera oficial Falkland Islands, su nombre en inglés, ubicadas en el Atlántico Sur y controladas por Reino Unido desde 1833.

Ambos países se enfrentaron en una guerra en 1982 que terminó con la rendición de Argentina y un saldo de 255 británicos muertos, 3 isleños y 649 argentinos.

El Gobierno argentino seguirá manteniendo su rechazo a la presencia militar británica en el Atlántico Sur, bregando por el apoyo internacional en ese sentido, que ya se ha manifestado en numerosos esquemas regionales, bajo la premisa de que esa presencia es contraria a la política de la región de apego a la búsqueda de una solución pacífica para la disputa de soberanía. EFE