Brexit y Boris Johnson: por qué esta semana es decisiva en la lucha entre el gobierno y el Parlamento en Reino Unido

Londres .- A dos meses de la fecha para el definitivo Brexit, los legisladores británicos afrontan una semana que muchos ven como la última oportunidad para interferir en el rumbo del proceso de salida de Reino Unido de la Unión Europea.

Este martes termina el receso parlamentario y los legisladores vuelven a Westminster, pero el primer ministro, Boris Johnson, solicitó la pasada semana la suspensión de las actividades del Parlamento, algo que podría ocurrir entre los días 9 y 12 de septiembre y hasta el 14 de octubre, poco antes del final del plazo para que Reino Unido deje la Unión Europea, el 31 de octubre.

La petición de Johnson, que oficialmente se denomina «prorrogación del Parlamento», ya fue aprobada por la reina Isabel II.

La maniobra del primer ministro, en la práctica, reduce el tiempo hábil que tienen los legisladores para aprobar leyes que impidan el llamado «Brexit sin acuerdo» o «Brexit duro»: la salida de la UE sin ningún marco legal de cómo quedará la relación entre ambas partes. De esta forma, esta semana puede ser la «única oportunidad» para discutir el tema e impedir el «Brexit duro», le dijo a la BBC David Gauke, exsecretario de Justicia.

A partir del 14 de octubre, agrega, «será demasiado tarde para que el Parlamento pueda hacer algo efectivo».

«La cuestión es que no hay un mandato para un Brexit sin acuerdo. No es lo que el pueblo quiere, según las encuestas de opinión, y no es lo que se defendió en 2016 (durante la campaña para el referendo en el que ganó la opción de salir de la UE)», dijo Gauke.

Los partidos de la oposición británicos emitieron un comunicado acusando a Johnson de suspender el Parlamento con el «único objetivo» de impedir que los legisladores discutan una alternativa al Brexit duro. BBC

Deja una respuesta