EE.UU. y México redoblan esfuerzos para retornar migrantes

Ciudad de México .- La lista en espera de migrantes que intentan solicitar asilo o una audiencia judicial en Estados Unidos crece diariamente en la frontera. Los procesos que hacen parte del protocolo de protección a migrantes se han convertido en una vía para rechazar indiscriminadamente a las personas que llegan al sur de Texas.

Autoridades migratorias de EE.UU. regresan cada día más centroamericanos a México para esperar las fechas en la corte de inmigración dejando a los solicitantes de asilo en un período de incertidumbre.

Dicha situación se presenta mientras ambos países trabajan de forma silenciosa para mantener a las personas migrantes fuera del territorio estadounidense, aunque eso ponga en peligro su seguridad.

Los resultados de esta política funcionan para ambos gobiernos, obsesionados pon reducir los flujos migratorios y cumplir con las exigencias del presidente Donald Trump, cuya amenaza de imponer aranceles a todas las importaciones mexicanas se mantiene sobre el gobierno del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Pese a que el programa conocido como “Permanecer en México” solo está dirigido a quienes solicitan asilo, algunos de los que esperan en las ciudades fronterizas de Matamoros y Nuevo Laredo dicen que nunca lo pidieron.

Uno de ellos es Wilfredo Álvarez, albañil hondureño quien cruzó ilegalmente por el río con la intención de buscar un trabajo y poder ayudar a los siete hijos que dejó en su país. Según dice, le entregaron los papeles del programa y fue devuelto con la cita para el juez.

“Pensábamos que si nos agarraban nos deportarían a nuestro país, pero no fue así”, lamenta. “Nos tiraron para acá pero no somos de aquí y se nos hace muy difícil, usted sabe cómo es México”. AP